Meditación para la conexión espiritual.
Sanación y ruptura de cadenas generacionales con la figura paterna.